OLYMPUS >

GLOBAL PRO GALLERY

GLOBAL PRO GALLERY

Volver al inicio de la página

Tetsuro Shimizu

Ver perfil

Al salir de la capital de Mongolia, Ulán Bator, viajé durante 3 días por 700 km de carreteras asfaltadas y 350 km fuera de carretera hasta Khermen Tsav, en la región más occidental del Parque Nacional Gobi Gurbansaikhan. Al llegar a la zona, el paisaje que se despliega ante mí es inhóspito y está inalterado desde la última vez que lo visité hace tres años. Nadie vive en la región, es un vivo recuerdo de la tierra primigenia por la que una vez deambularon los dinosaurios, pero ahora ya no hay nada más que fósiles de millones de años de antigüedad. Tomando las escenas de paisajes incólumes, mi corazón danza al pensar en capturar bellas imágenes con la última cámara de Olympus, la OM-D E-M1X.

Los inhóspitos valles y llanuras abiertos del Gobi proporcionan las condiciones perfectas para los tempestuosos y salvajes vientos. Luchar contra un fenómeno natural es imposible. Sobrevivir a las condiciones es un desafío para el que debes estar equipado. Los vientos podían superar los 30 metros por segundo durante las tormentas de arena que ya había encontrado dos veces. En esas ocasiones, recogí mi tienda y me refugié en un todoterreno que se sacudió y vibró hasta que el viento amainó. El guía que me acompañaba en ese viaje me explicó nervioso que si el viento seguía soplando la mañana siguiente, seguiría durante tres días. Y que si no paraba la mañana del tercer día, entonces la tormenta de arena seguiría arrasando durante una semana. Incluso la noche antes de prepararnos para este viaje, el viento sopló por el campamento de forma tan violenta que solo puede dormir ligeramente, puesto que parecía que arrasaría nuestra tienda. Afortunadamente, durante el desayuno, el viento cesó y pude aventurarme a capturar las imágenes que deseaba. Probé varias veces la durabilidad del equipo Olympus mientras estaba en Mongolia con el sellado contra polvo, salpicaduras y frío y resistió un entorno extremo. Durante la expedición por el Gobi de 4000 km que duró tres semanas, las cámaras, azotadas por viento y polvo, nunca dejaron de demostrar la resistencia y la durabilidad del equipo de cámara Olympus y funcionaron en las condiciones más duras.

Encontré que la tecnología de ”disparo de alta resolución a pulso” de la OM-D E-M1X resultaba especialmente útil durante mis viajes por el Gobi. La tecnología multidisparo crea imágenes de alta calidad y alta resolución a partir de varios disparos con la mano sin necesidad de un trípode, hecho que proporciona una mejora espectacular para la movilidad de los fotógrafos y la libertad de hacer fotografías en cualquier parte.

Para la fotografía de vida salvaje, utilicé el objetivo M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO, que proporciona 7 pasos de velocidad del obturador de compensación a través del IS con sincronización y el IS de 5 ejes de la cámara. Reduce significativamente el impacto del temblor de la cámara incluso con un teleobjetivo. La nueva cámara también cuenta con Live ND, Extended LV evolucionado y una serie de innovaciones impresionantes. Para los fotógrafos, la OM-D E-M1X representa un nuevo nivel de posibilidades creativas.

OM-D E-M1X

OM-D E-M1X

OM-D E-M1X: para profesionales serios.

Visita la página del producto sur le E-M1X Visita la tienda