OLYMPUS >

GLOBAL PRO GALLERY

GLOBAL PRO GALLERY

Volver al inicio de la página

Michael Hurren

Ver perfil

La OM-D E-M1X es la cámara perfecta para fotografiar deportes de motor, especialmente carreras en el desierto. A menudo camino kilómetros por el desierto y la E-M1X y el sistema de objetivo es suficientemente pequeño y ligero para llevar el kit completo en la espalda sin cansarme.

El diseño del cuerpo con agarre integrado equilibra los objetivos largos como el M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO y los nuevos ”multiselectores” recaen perfectamente en la mano, hecho que me permite acceder a los puntos de enfoque y a los ajustes de la cámara con rapidez. La velocidad de enfoque, la velocidad de la ráfaga y la fiabilidad lo son todo al realizar fotografías en una carrera automovilística fuera de pista, como el trofeo de camiones Greg Gartner en el emblemático recorrido de la Finke Desert Race en Australia Central.

Los camiones del trofeo corren por terreno abrupto, a veces a una velocidad superior a los 200 km/h, y en una situación de carrera es posible que solo vea el coche una vez y durante una fracción de segundo. La E-M1X detecta el enfoque con rapidez, sigue el enfoque de manera extremamente rápida y la velocidad de ráfaga de 18 fps durante el seguimiento me permite capturar toda la acción entre los baches. La nueva función de detección inteligente de sujetos también identifica que estoy capturando un vehículo de carreras y sigue el camión durante la toma, sin que yo tenga que mover los puntos de enfoque. Es una cosa menos de la que preocuparme.

Al realizar tomas panorámicas, las paradas de estabilización de la E-M1X 7.0 me ayudan a capturar panorámicas a velocidades del obturador inferiores a las que podía haber hecho antes. Combinada con objetivos como el M.Zuiko Digital ED 12-100mm F4.0 IS PRO con IS con sincronización de objetivos, que me proporciona 7,5 paradas, puedo ir aún más lento. Esta combinación también resulta perfecta para realizar fotografías desde un helicóptero, la distancia que abarca el objetivo me permite llevar solo un cuerpo en la cabina y el estabilizador absorbe cualquier vibración.

Las carreras por el desierto son polvorientas, calurosas y, a veces, cuando llueve, muy embarradas. Durante los años que he disparado con el sistema OM-D, he sometido mis cámaras a mucha presión, pero nunca he tenido que limpiar los sensores ni nunca se me ha parado la cámara.

La fiabilidad lo es todo, y el sellado impermeable mejorado y la reducción del polvo de la OM-D E-M1X me dan la tranquilidad de que puedo seguir haciendo fotografías, incluso cuando las condiciones son duras.

OM-D E-M1X

OM-D E-M1X

OM-D E-M1X: para profesionales serios.

Visita la página del producto sur le E-M1X Visita la tienda