OLYMPUS >

GLOBAL PRO GALLERY

GLOBAL PRO GALLERY

Volver al inicio de la página

Lachlan Moore

Ver perfil

Australia, que está tan alejada del resto del mundo con su entorno marcado, diverso y expansivo. Amplios cielos, extensiones desoladoras, localidades remotas, costas variadas y una luz áspera implacable; no se parece a ningún otro lugar. Yo vivo en una estado templado del sureste del país: Victoria. Aquí la costa se encuentra con el Océano Pacífico y el mar de Tasmania mientras que el infausto estrecho de Bass divide el Estado de Victoria del Estado insular de Tasmania.

Cuando nos tocó probar la Olympus OM-D E-M1 Mark II, decidimos adentrarnos profundamente en la icónica y elevada región rural alpina de las Montañas Snowy. Por pura casualidad conocimos a un grupo de australianos excepcionales. Su tarea es preservar la biodiversidad alpina recorriendo la región a caballo, llevando al corral manadas de Brumbies (caballos salvajes) y trasladándolos a otros lugares. Entre los altos eucaliptos de nevados, el río Snowy y su impresionante paisaje, pudimos probar la velocidad y la agilidad de esta nueva cámara. Comprobamos a fondo el rendimiento de su AF y de su seguimiento así como la estabilización de imagen mejorada disparando imágenes a mano con el objetivo 300 mm 1:4.0 IS PRO. El equipo es sumamente versátil, ligero y potente. Las amplias extensiones nos permitieron penetrar en la serenidad del lugar y sus heladas madrugadas, en contraste con las tardes de amplios y claros cielos. Cuando los Brumbies no se dejaban atisbar, los jinetes mismos se convertían en sujetos de la fotografía.

En contraste con la zona despoblada, decidimos tomar después una serie de llamativas gráficas en el estudio. Reunimos un grupo de diversos bailarines contemporáneos locales para fotografiarlos. Utilizando polvo blanco y duraciones cortas de flash, capitalizamos el fotografiado secuencial de alta velocidad de la cámara así como su objetivo IQ, excepcionalmente limpio y preciso. La aplicación Olympus Capture integrada en la OM-D E-M1 Mark II permitió un procesamiento suave y sin errores.

Perfectamente equilibrada con unas características ergonómicas bien pensadas, la OM-D E-M1 Mark II se siente notablemente familiar a pesar de su increíble evolución y planificación.

OM-D E-M1 Mark II

OM-D E-M1 Mark II

OM-D E-M1 Mark II: para profesionales apasionados.

Visita la página del producto sur le E-M1 Mark II Visita la tienda