OLYMPUS >

GLOBAL PRO GALLERY

GLOBAL PRO GALLERY

Volver al inicio de la página

Koji Nakano

Ver perfil

Situado en el hemisferio sur, el continente de Australia es una tierra antigua que se separó del supercontinente Gondwana hace mucho tiempo y creó un entorno único para que la flora y la fauna pudieran evolucionar. Aunque las aves migratorias del continente pueden volar hacia el norte en invierno, Australia es un lugar especial para muchas aves salvajes, con más de 900 especies registradas en el continente.

Siguiendo mi pasión por la fotografía, me fijé como objetivo visitar dos zonas de Australia abundantes en especies de aves salvajes, la isla de Lord Howe y el centro regional de Cairns. Lowe Howe es una pequeña isla en el mar de Tasmania que se encuentra a 600 km de la costa este de Australia con una normativa estricta que limita la cantidad de turistas y su impacto en el ecosistema. Para visitar la isla, debes viajar con un pequeño avión de hélices con límites de equipaje estrictos. Puesto que yo viajaba con el compacto y ligero sistema OM-D, pude llevar una amplia gama de equipos, como los teleobjetivos extremos. La gran movilidad del sistema OM-D me permitió viajar por la isla en bicicleta, con solo una mochila. Con el excelente enfoque automático de la OM-D E-M1X, pude capturar el vuelo circular de los charranes revoloteando de manera espléndida.

Mi próximo destino fue la zona regional de Cairns en la costa del extremo noreste de Australia. Conocida por sus variados ecosistemas, la región cuenta con bosques tropicales, pantanos, marismas y arrecifes de coral, que alojan una gran variedad de aves salvajes. Para capturar las aves en este lugar, utilicé una E-M1X con un objetivo 300mm F4.0 IS PRO y un teleconversor MC-14 1.4x colgados en el hombro e hice las fotos mientras caminaba buscando las aves. Utilizados combinados, el IS con sincronización de 5 ejes (estabilización de la imagen) y el obturador electrónico ofrecieron imágenes sin vibración y disparos manuales a velocidades del obturador de 1/30 o 1/15 de segundo, incluso al disparar con un teleobjetivo extremo F5.6 de 840 mm (equivalente a 35 mm).

El formato compacto de la E-M1X lo convierte en un sistema extremamente móvil, equipado con el enfoque automático más potente y las funcionalidades de estabilización de la imagen que se encuentran en una cámara con objetivo intercambiable. La E-M1X será una compañera fiable en mis futuras excursiones para observar aves.

OM-D E-M1X

OM-D E-M1X

OM-D E-M1X: para profesionales serios.

Visita la página del producto sur le E-M1X Visita la tienda