OLYMPUS >

GLOBAL PRO GALLERY

GLOBAL PRO GALLERY

Volver al inicio de la página

The Watchers es una historia de ciencia-ficción sobre una mujer en la lejana naturaleza salvaje del ártico que trabaja junto a su jefe, un viejo gruñón tan frío y hostil como su entorno. Mientras observa y espera con paciencia los resultados del programa de transformación de todo el planeta en el que está trabajando, esta mujer empieza a preguntarse si su enorme sacrificio personal acabará por sobrepasarla. Y, cuando su jefe le entrega el relevo, ella cae en la cuenta que él, a su vez, también la ha estado cuidando.

John Brawley

Ver perfil

The Watchers es un corto sobre una joven que está terraformando un planeta en un entorno hostil y frío como el hielo. Cuando se pusieron en contacto conmigo por primera vez para hacer este corto, caí en la cuenta de que era la oportunidad perfecta para usar el sistema Micro Four Thirds y la OM-D E-M1 Mark III de Olympus, para ayudar a crear una visión visualmente única de otro planeta.
Se grabó en un lugar visualmente espectacular, Fortress Mountain en Alberta, Canadá. Éramos un equipo muy pequeño. Solo estábamos Warren (el director, que a veces usaba una segunda cámara), Chris Sachs (el escritor y productor), un asistente de cámara local y yo.
La resistencia a las inclemencias meteorológicas de la E-M1 Mark III es tan buena que no nos preocupó en ningún momento la idea de usarla si había nevadas densas, temperaturas por debajo de cero y vientos fuertes. Su ergonomía, de un diseño espectacular, y la alta personalización de los botones de función nos facilitaron mucho su uso, incluso con guantes gruesos.
Había un par de secuencias donde grabábamos desde la parte trasera de motos de nieve y en las que la pantalla articulada y la estabilización de imagen de primer nivel de la cámara nos permitieron sacar tomas a pulso fácilmente que serían casi imposibles con otros sistemas de cámara.
Decidimos no usar ni trípodes ni cardanes: todas las tomas se han hecho con las cámaras en mano. La posibilidad de ajustar la velocidad y sensibilidad del estabilizador de imagen también nos ayudaron a conseguir tomas muy naturales.
Rodar en un entorno tan blanco y con tanta luz es un desafío para cualquier cámara, y quería conservar tanta información en las altas luces como fuera posible. Gran parte de la película se rodó a través de la salida HDMI a una grabación externa usando el perfil OM-LOG400, para preservar el máximo rango dinámico para las gradaciones posteriores.
Agradecí mucho la combinación única de tamaño compacto, resistencia a las inclemencias meteorológicas, el enfoque automático con seguimiento de las caras, la estabilización de imagen y la ergonomía compatible con el uso de guantes. Gracias a todo esto, pude capturar sin esfuerzo imágenes espectaculares y cautivadoras en condiciones muy complicadas.

placehold

OM-D E-M1 Mark III

Movilidad y alta calidad de imagen, para que captures el momento perfecto en cada escena: OM-D E-M1 Mark III.

Visita la página del producto sur le E-M1 Mark III Visita la tienda