OLYMPUS >

GLOBAL PRO GALLERY

GLOBAL PRO GALLERY

Volver al inicio de la página

Izumi Hirota

Ver perfil

Viajo a un lugar o busco algo en función del estilo o la estética de la fotografía que deseo crear. Mi proceso de preparación de un disparo es coherente, independientemente del lugar, puesto que mi forma de trabajar sigue el mismo proceso cada vez, algo que se puede considerar banal. Mi ojo busca siempre de forma natural la luz y la sombra del lugar, tomando el ambiente y los atributos del entorno. Quedarme en un lugar para inspeccionar la zona y pasar tiempo para considerar atentamente el disparo que quiero realizar es algo que puede parecer poco eficiente para mí. Sin embargo, este proceso proporciona un ritmo de trabajo que se adapta a mi estilo de trabajar y crea los disparos que quiero.

Limitarme a un único lugar durante un largo período de tiempo me hace establecer contacto con muchas de las personas locales y me permite crear conversaciones que pueden resultar esenciales para mi trabajo. ”Va a haber niebla mañana por la mañana”. ”Va a haber un mar de nubes”. ”Alguien ha quemado los campos allí”. La idea de crear algo bonito me emociona, por eso dedico tiempo a preguntarme cómo sería la imagen si la niebla entrara ese un lugar de allí. Interpretar el movimiento del sol a medida que avanzo, trabajar para capturar los rayos de luz de la forma que me llama. No importa qué lugar en el mundo esté, las vidas diarias de las personas que viven allí se convierten en escenarios para mis imágenes. Convierto estas escenas en mis creaciones, las cuales sirven como una especie de magia que da vida a mis imágenes.

Me muevo constantemente todo el día, cada día, y aunque no fuera consciente en ese momento, el pesado equipo que había estado llevando estaba bloqueando mi motivación para disparar la cámara. Por ese motivo, pienso que disponer de un sistema ligero y compacto es importante.
Si pienso en todo el conjunto de la OM-D E-M1X con sus objetivos, creo que es muy ligero y que tiene un funcionamiento muy fácil que ayuda a evitar los errores. Asimismo, el AF de detección de sujetos resulta perfecto para la fotografía de trenes, y la carga reducida de la cámara significa que, como fotógrafo, nunca me sentiré cansado por culpa del equipo.

Esta capacidad para disparar con una mente lúcida no es algo que puedas leer en un catálogo, pero creo que es lo más importante para un profesional. En mi trabajo, voy a utilizar tanto la OM-D E-M1 Mark II compacta y ligera como la magníficamente fácil de usar y cómoda E-M1X, para capturar mi mejor trabajo cada día.

OM-D E-M1X

OM-D E-M1X

OM-D E-M1X: para profesionales serios.

Visita la página del producto sur le E-M1X Visita la tienda