OLYMPUS >
Mitsuaki Iwago

Mitsuaki Iwago

Cuando visité las Islas Galápagos, viajé de isla a isla y dormía en el barco. Cuando llegaba a una isla de madrugada, cambiaba a una pequeña lancha neumática y luego me dirigía a tierra. Desembarcar en algunas islas estaba prohibido, de modo que tuve que permanecer en la balsa y fotografiar los objetos en tierra.

Localicé una iguana marina agarrada a una roca. A pesar de ir lo más cerca posible a la costa en la lancha neumática, seguía estando bastante lejos de la iguana. De modo que utilice el objetivo PRO de 300 mm con una apertura máxima de 1:4.0; con una distancia focal de equivalente a 600 mm en un sistema de 35 mm. Su tamaño compacto y ligero hacía que fuera fácil de sujetar. El oleaje del océano seguía balanceando nuestra lancha neumática y salpicaba continuamente agua en la cámara. El enfoque automático de alta velocidad hizo posible enfocar brevemente el sujeto y el ajuste de apertura máxima hizo posible velocidades de obturación suficientemente rápidas, de modo que no perdí la oportunidad de hacer la foto. La ausencia de desenfoque debido a los movimientos de la cámara es simplemente asombrosa. La función de estabilización de la imagen es excelente.

El enfoque era tan bueno que puede ver en las tomas enfocadas nítidamente el modo en que los pelícanos nos ignoraban mientras que la iguana marina aparentemente se percataba de nuestra lancha. Esta gran calidad de imagen tiene mucho que ver con la marca Olympus.

Mitsuaki Iwago

Mitsuaki Iwago

Japón

Iwago hizo sus primeros pasos como fotógrafo de fauna y flora tras haber visitado las Islas Galápagos en el año 1970, donde se inspiró en la magnitud sobrecogedora de la naturaleza. Fue el primer fotógrafo japonés que tuvo el honor de adornar con sus fotografías dos veces la portada de la revista National Geographic y es famoso a nivel mundial por su estilo imaginativo de fotografía.