OLYMPUS >

GALERÍA DE PROFESIONALES

Peter Baumgarten

Peter Baumgarten

El día en que cayó la original OM-D E-M1 en mis manos, cambió mi modo de fotografiar el mundo que me rodeaba. Este viaje continúa con los increíbles avances de su sucesora, la E-M1 Mark II. Inspira, motiva y trabaja como ninguna de las otras cámaras que haya usado antes. A la hora de seleccionar sujetos y lugares para probar la cámara, opté por lo que ya conocía: el entorno natural del norte de Ontario. En los últimos años había hecho montones de fotografías con la E-M1, por lo que tenía una buena base con la que comparar la Mark II. Me he centrado sobre todo en paisajes, poca luz y vida silvestre.

Salta a la vista que han procurado mejorar la velocidad de la Mark II. Una vez estaba fotografiando un grupo de grullas canadienses al amanecer cuando una bandada de gansos pasó volando por encima. Me impresionó lo rápido que reaccionó la Mark II ante el nuevo sujeto, sin apenas luz y sin tener que buscar el enfoque. También ha mejorado mucho la velocidad de la ráfaga de disparo, tanto en modo mecánico como silencioso. Incluso el obturador mecánico casi no se escucha. Con el modo Pro Capture, que es otra innovación increíble de Olympus, he podido capturar momentos que son más rápidos que la velocidad de la vista. Lo he utilizado varias veces para fotografiar el movimiento de las aves, cosa con la que nunca habría soñado con mis reflejos, que cada vez son más lentos.

Durante una sesión de astrofotografía no sabía si utilizar el ISO o no por temor a tener demasiado ruido. Pero ya se me ha ido todo el miedo. La inexistencia de ruido es asombrosa.

Ya me lo dijo un admirador de mi trabajo: ""¡Haces que el mundo se vea mejor que en la realidad!"". Esa es mi misión cuando cojo una cámara: capturar el mundo de una forma que otros no logran y extraer toda la belleza de lo que nos rodea. La E-M1 Mark II me lo ha puesto mucho más fácil.

Peter Baumgarten

Peter Baumgarten

Canadá

Peter es fotógrafo de paisajes y siempre se esfuerza en mejorar sus obras. Como educador profesional, imparte cursos de fotografía y dirige talleres para aspirantes a fotógrafo de todos los niveles. Peter ha sido Visionario de Olympus en los últimos tres años y se siente orgulloso de ser el único canadiense del programa.